top of page

Boletines Internos

Ley SarOX y su impacto en empresas mexicanas

Aun cuando no se esté obligado a ella, observarla puede dar ventajas competitivas

Jueves, 20 de octubre de 2022


Erendira Ramírez


La Ley Sarbanes-Oxley, conocida también como SarOx ó SOA (por sus siglas en inglés Sarbanes Oxley Act), regula las funciones financieras contables y de auditoría, que penaliza de una forma severa el crimen corporativo y de cuello blanco. Se compone de 11 títulos.


Es una ley de transparencia y control, emitida por el gobierno de los EEUU en 2002, como resultado de una serie de escándalos corporativos que afectaron a muchas empresas de ese país a finales del 2001, producto de quiebras, fraudes y otros manejos.

Sus objetivos son:

* combatir los llamados “fraudes financieros”

* incorporar medidas contra las malas prácticas de negocios, y

* restaurar la confianza en el sistema económico


El alcance de esta Ley es quizás su punto más controversial por su extraterritorialidad, ya que aplica a todas las empresas norteamericanas y extranjeras que cotizan y emiten acciones en las bolsas de valores de los Estados Unidos, incluyendo la casa matriz, sus subsidiarias y sus afiliadas.


El organismo encargado de su vigilancia es la Securities and Exchange Commission conocida comúnmente como la SEC.


Esta ley obliga a documentar los procesos internos de control y riesgo y a validarlos a través de pruebas.


Las sanciones por el incumplimiento de la Ley SarOx, tanto por la integridad y validez de los estados financieros, así como también respecto de la certificación ascienden a multas de hasta un millón de dólares y/o la pena de hasta 10 años de prisión. Cuando el incumplimiento de la Ley es intencional (fines fraudulentos), la multa podría aumentar hasta en cinco millones de dólares y la pena podría llegar hasta los 20 años.


Cuando una empresa mexicana desea entrar a cotizar en una bolsa de valores de los Estados Unidos debe implementar el estricto sistema de control interno que regula esta ley para poder cotizar, y continuar con esos controles para no incurrir en sanciones; pero no solo afecta a las empresas que cotizan en los mercados de valores norteamericanos, porque ante la globalización se han realizado una serie de ajustes a las normas de auditoría para tratar de garantizar la transparencia en los estados financieros y permitir confiabilidad en las operaciones realizadas al fortalecer el gobierno corporativo para proteger a los inversionistas.









El anterior artículo es propiedad de la revista IDC on line su contenido no ha sido modificado.


Flores Garibay ha cambiado el formato para que este a tu alcance.


Por lo anterior no se hace responsable por el contenido y aclara que las opiniones vertidas por los especialistas no necesariamente reflejan el criterio de nuestra firma.

18 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page